Comprar Pinganillo cada día más facil, caer en un timo o estafa también

Leer este artículo evitará que la prisa te lleve a caer en una estafa

Bases para evitar una estafa al comprar un Pinganillo

1 – Comprueba que compras al titular de los derechos industriales

Solo comprar al propietario de los derechos o a sus distribuidores te garantizan evitar caer en un engaño

2 – Desconfía de sitios de anuncios entre particulares

La compra en sitios de particulares no está sujeta a los derechos del consumidor, pueden venderte un producto roto y no tienen ninguna responsabilidad

3 – No te creas los comentarios de compradores, suelen ser falsos

El panel de control de todos los sitios web permiten a sus editores insertar todo tipo de comentarios. solo son reales los de sitios propiedad de multinacionales de prestigio

4 – Lee y confirma las características

No solo es importante lo que se dice sino quién lo dice, una identidad oculta es sinónimo de estafa. Los estafadores no pueden poner sus datos personales, pues en ese momento los denunciamos a la inspección de la Seguridad Social, Agencia tributaria y en el juzgado por uso ilícito de derechos industriales

¿Parece fácil? sin embargo cada día varios clientes se equivocan comprando algo que no sirve para nada…

Comprar Pinganillo

La popularidad con la que se han extendido los Pinganillos ha traído consigo gran cantidad de estafas.

 Comprar un Pinganillo es cada día más fácil, pero internet no solo ha traído mejoras al mercado de los pinganillos, muchas de las personas que intentan comprar un pinganillo terminan cayendo en una estafa pues las circunstancias tanto de la crisis económica que atraviesa España, como el afán de ganar dinero fácil son el vivero idóneo para que desaprensivos tiendan sus trampas mortales (fabulosas tiendas web que rebosan de buena presencia y falsos comentarios de clientes que animan a comprar) para aquellos incautos que buscan comprar pinganillos que no guardan las mínimas precauciones que dictaría el sentido común, principalmente por desinformación y prisas

No es nada difícil, no hay que ser un abogado para localizar con facilidad las estafas que se extienden por la red, por lo menos las más descaradas, y son muchas…

Lo primero y más importante, con el siguiente truco eliminaremos el 80% de las estafas y timos:

Jamás comprar un pinganillo en un sitio en el que no encontremos tanto el nombre, el DNI o NIF ý la dirección completa del vendedor, estos datos son obligatorios y que los ilegales suelen evitar poner para evitar nuestras denuncias a Hacienda, Seguridad Social y en juzgado, así como las reclamaciones de sus compradores…

Una sanción de la inspección de la Seguridad Social o de la Aeat sube miles de Euros, y los hace desaparecer, por eso suelen evitar facilitar datos personales

Comprar Pinganillos de forma segura es fácil

Comprar pinganillos en un sitio que no se identifique claramente es especialmente perjudicial para el comprador, puesto que ¿A quien reclamará si no llega su pedido, o si el equipo se avería?

Todo aquel que intenta comprar pinganillos desde una de nuestras webs oficiales lo primero que encuentra es la explicación respecto a nuestra propiedad de todos los derechos industriales respecto a Pinganillo®, explicación realmente importante pues el cliente debería entender que de comprobar estos derechos y exigir saber a quien compra y si es un vendedor oficial depende el éxito de su operativo, la solución a la necesidad que le atormenta o simplemente encontrar el mejor pinganillo y para la que esta comprando un pinganillo, ya que un mal producto es sinónimo de fracaso

Que ocurre cuando se compra un pinganillo ilegal

Hay quien (en España especialmente) piensa respecto a comprar un pinganillo ilegal lo mismo que cuando se compra una película pirata, (si a mi me sale barato lo demás no me importa), en este caso es el comprador el estafado, ya que estos equipos:

– No son invisibles

– Suelen venderse ilícitamente muy por encima de su precio falseando sus características

Como decimos, esto es un error, puesto que efectivamente no nos va a ocurrir lo mismo que cuando compramos una película pirata, que se va a ver mal o no se escucha bien sino que:

 Si nuestro operativo es importante o como ocurre en algunos casos irrepetible este ahorro nos va a salir carísimo ya que nos encontraremos con un artilugio inútil o incluso con una lesión en el oído

Ahorrando al comprar un pinganillo ilegal

Es suficiente con conocer nuestro catalogo de pinganillos para darse cuenta de que hay una gama de pinganillos muy baratos y que existe una gran diferencia de precio entre los baratos y los caros, esta meseta o laguna en los precios que distancia tanto los buenos de los baratos es la que aprovechan muchos picaros, ya que lo habitual es que tomen un pinganillo de 40€, le cambien el nombre y lo ofrezcan por 300€ o simplemente lo ofrezcan como si fuera un pinganillo de gama alta de segunda mano… el problema de alguna de estas estafas es que los que las realizan son menores, lo que no dificulta la denuncia ni la eliminación de la estafa que la ejecutan los distintos departamentos de Hacienda, Seguridad social y delitos telemáticos, pero imposibilita al cliente estafado a recuperar su dinero y mucho menos, la oportunidad de uso perdida por comprar un pinganillo equivocado…